Truquitos

Toallas que duran más

Lava en remojo tus toallas de color nuevas dos o tres veces, añadiendo a la mezcla una taza de Sal Marina Refisal al agua de lavado. En este caso la sal sirve para fijar el color.

Huevos frescos

Coloca el huevo en un vaso grande de agua fría con una cucharada de Sal Marina Refisal y observa si flota.  Si mantiene en la parte inferior del vaso significa en su pico de frescura, pero si el huevo está flotando, no es un huevo fresco.

olor a rosas

OLOR A ROSAS

Coloca en un frasco capas alternas de pétalos de rosa deshidratados y Sal Alta Pureza Refisal, luego ciérralo. Al quitar la tapa, obtendrás un agradable olor a rosas para tu hogar.

pasta de dientes

MANCHAS DE PASTA DE DIENTES

Para eliminar la mancha blanquecina que deja la pasta de dientes en el recipiente que se guarda podemos agregar en el vaso una cucharada de Sal Marina y llenarla con agua muy caliente dejando actuar unos minutos, para después secar el vaso notando la diferencia.

CÁSCARA QUE NO SE ROMPE

Para evitar que se rompa la cáscara de los huevos al cocerlos, podemos añadir un poco de Sal Light Refisal al agua antes de que ésta hierva y así no tendremos este problema.

SAL, PESCADO Y SARTENES


Para eliminar el olor a pescado de los sartenes, justo después de lavarlas, puedes rociarlas con Sal Refisal y echarles agua caliente dejando actuar por un rato para finalmente proceder a enjuagarlos con agua y jabón.

Pelo sin grasa

Si tu pelo tiende a ser grasoso, mezcla una cucharadita de Refisal Marina con dos cucharadas de aloe vera y masajea en tu cuero cabelludo por unos minutos.

Después te puedes aplicar el shampoo de tu preferencia.

Pies cansados

Humedece tus pies cansados en agua tibia con un puñado de Refisal Marina.

Enjuaga con agua tibia.